Brinkmann Concrete Boy 380

on Jueves, 14 Febrero 2013. Posted in Venta Maquinaria

Transportadora de hormigón

Brinkmann Concrete Boy 380

La nueva bomba de doble émbolo Concrete Boy 380 es actualmente nuestra bomba de hormigón fino más potente. Está inspirada en las grandes “bombas de hormigón Brinkmann“, que ya han intervenido en la construcción del Burj Dubai para transportar hormigón hasta más de 600 m de altura.

La tecnología utilizada en la fabricación de la nueva Concrete Boy 380 es la misma que la utilizada en tantos records mundiales, pero concentrada en mucho menos espacio. 70 bar de presión de transporte, hasta 18 m3/h de rendimiento y una granulometría máxima de 32 mm hablan por sí solos.

Desde el skyline de Nueva York a los rascacielos de Dubai, pasando por la torre Jin Mao Tower de Shanghai: los productos de Putzmeister son en todo el mundo sinónimo de máximo rendimiento y plena fiabilidad, incluso en las condiciones más duras.

Ahora hemos incorporado esta extraordinaria técnica por primera vez en una bomba de hormigón fino sorprendentemente compacta y maniobrable: la nueva Concrete Boy 380.

Es nuestra máquina más potente de este tipo hasta la fecha y compagina cifras de rendimiento impresionantes con un peso muy ajustado, un diseño vanguardista y enfocado al operario.

El diseño moderno y dinámico convierte a la Concrete Boy 380 en el centro de todas las miradas en cualquier obra. Con todo, la atractiva estética no es la única seña de calidad tanto de la cubierta como el chasis, además ofrecen numerosas ventajas prácticas que alargan la vida útil de la Concrete Boy 380 y mejoran la conservación de la misma:

  • es muy ligera y, al mismo tiempo, extraordinariamente resistente
  • la fibra de vidrio no se oxida
  • la pintura lisa ofrece poca superficie de adherencia a la suciedad y es especialmente fácil de limpiar
  • la carrocería lleva un recubrimiento de pintura de ‑inmersión KLT de alta calidad
  • el resultado es una capa de pintura absolutamente homogénea que proporciona una protección fiable contra el óxido

El mantenimiento y la limpieza son operaciones muy sencillas: solo hay que abatir a un lado la gran tolva. El agitador queda perfectamente accesible ante el operador, cosa que ahorra tiempo y trabajo.

Con solo pulsar un botón, la cubierta se abre hacia arriba de forma completamente automática.

Homolagada para circular por la vía pública, el chasis T convierte el transporte a la obra o las maniobras a pie de obra en un juego de niños. En obras poco accesibles, la Concrete Boy 380 puede ubicarse también con una grúa. Una sólida argolla de serie permite esta operación.

Al abrir la cubierta, sorprende ver un compartimento del motor ordenado y fácilmente accesible. Todas las partes están perfectamente al alcance para los trabajos de mantenimiento y servicio.

Los resistentes pies de apoyo brindan un apoyo seguro durante el trabajo. Para el transporte simplemente se recogen.

En la rejilla de seguridad abatible de la tolva se ha motado un vibrador. Su misión es asegurar el flujo continuo del material. La tolva de grandes dimensiones tiene 360 l de capacidad y un diseño que permite vaciarla casi por completo. El último resto se vacía cómodamente a través de la compuerta de vaciado al limpiar la tolva.

El agitador, de accionamiento bilateral y situado en la parte baja, mantiene la homogeneidad de la mezcla y transporta el hormigón fino sin aspirar aire a los orificios de entrada de los cilindros. El resultado es un alto grado de llenado, el flujo continuo del material y un rendimiento elevado.

Técnica resistente y fiable

El sistema de la Concrete Boy 380 se ha diseñado para trabajar con fiabilidad en las condiciones más duras extremas de uso continuado. A la hora de elegir los componentes, hemos prestado especial atención al a emplear exclusivamente piezas extremadamente sólidas y duraderas que satisfagan nuestros rigurosos criterios de calidad:

  • Los cilindros de la potente bomba de émbolo son fabricados con cromado duro.
  • El anillo automático es autosellador y compensa automáticamente el desgaste.
  • La placa de gafas situada en el paso de la tolva a los cilindros de transporte es también de acero templado.
  • Otro apartado que reduce el desgate es el diseño optimizado del flujo del gran tubo oscilante S...

El resultado: desgaste mínimo, costes de explotación bajos y larga vida útil!

El corazón de la Concrete Boy 380: la bomba base

Con sus bombas base, los productos de Putzmeister llevan años estableciendo récords mundiales en el transporte en altura y sobre largas distancias. Se basan en una técnica eficaz y sumamente resistente que maneja con soltura también materiales difíciles en condiciones de funcionamiento continuo.
Todas las piezas de desgaste pueden cambiarse con total facilidad:

  • Los émbolos de transporte se cambian cómodamente a través de la caja de agua, a la que se accede directamente.
  • La parte hidráulica y los cilindros de cambio están situados fuera del circuito de material y, por tanto, no se ensucian.
  • La tolva superpuesta se abate a un lado para realizar las tareas de limpieza o mantenimiento.

El tubo oscilante S de Putzmeister se ha diseñado específicamente para que tenga una larga vida útil e intervalos de servicio espaciados.

Hormigón fino y solados fluidos

La Concrete Boy 380 no transporta solo hormigón fino de hasta 32 mm. Esta bomba de émbolo puede utilizarse también para solados autonivelantes.

Con ello, la Concrete Boy 380 se convierte en una bomba de hormigón fino increíblemente versátil que se adapta perfectamente a las obras con poco espacio libre.

Un “powerpack“ con conciencia ecológica: el motor diesel

El motor diesel tricilíndrico refrigerado por aceite de la Concrete Boy 380 rinde 34,5 kW. Esta cifra proporciona en todo momento capacidad suficiente para ejecutar también las tareas más exigentes.

Pese a su elevada potencia, el moderno motor funciona a revoluciones muy bajas. Como consecuencia de ello, se desgasta menos, es más silenciosa y consume menos combustible diesel. Además, cumple la más reciente normativa de emisiones COM III para preservar el medio ambiente.

Características técnicas

Bomba de émbolo: bicilíndrica, accionamiento hidráulico
Rendimiento teórico (lado fondo)*:
máx.18 m3/ h
Presión de transporte (lado fondo):
máx. 70 bar
Diámetro cilindro/carrera émbolo:
150 mm/700 mm
Carreras (mín.):
25
Diámetro cilindro de accionamiento:
80/45 mm
Motor diesel:
tricilíndrico Deutz 2011 L3, 34,5 kW
Capacidad tolva:
360 l
Chasis (frenado):
bastidor Knott 2.500 kg
Peso (repostado):
2.400 kg
Carga de apoyo:
70 kg
Dimensiones (L x An x Al):
4.341 x 1.600 x 1.750 mm
Altura de llenado:
1.180 mm
Grano máximo:
32 mm
Tubo de presión:
5,5“

*Datos son valores empíricos y dependen del material